Córcega estalla tras intento de asesinato contra separatista encarcelado

Córcega estalla tras intento de asesinato contra separatista encarcelado

El diario regional La Provence informó la semana pasada que un franco-camerunés de 35 años, ex yihadista que había sido condenado por terrorismo y capturado por los estadounidenses en 35 había estado recluido en la misma prisión que Colonna. Fue el responsable del ataque a Colonna.

El yihadista había sido trasladado a la misma institución un año antes porque se había radicalizado en la cárcel de Burdeos. Después de dos años de detención en una prisión de Kabul por haber luchado con los talibanes, fue entregado a Francia en 2014 y juzgado en 2016. Fue condenado a 9 años de prisión por su asociación con delincuentes que preparaban un acto terrorista.

¿Delito gratuito u operación especial?

El nacionalista corso Gilles Simeoni, abogado de Yvan Colonna, no cree que el intento de asesinato haya sido una coincidencia.

“Evidentemente, este señor estaba armado, le dieron cuerda como un reloj de cuco. Quién lo armó, quién lo había herido, quién le permitió moverse libremente en la prisión, quién le permitió entrar libremente en la habitación, quién le permitió golpear durante varios minutos largos para casi matar a Yvan Colonna sin que nadie interviniera, ni los supervisores que estaban presentes a unos metros de distancia ni los que se suponía que estaban detrás de las cámaras de CCTV? ¿Cómo sucedió todo esto? No tengo mucha confianza en la investigación judicial ni en la investigación administrativa que se va a realizar…”

Incendios, manifestaciones, bloqueos, Córcega está en crisis desde el intento de asesinato. La solidaridad corsa no es una palabra vacía. La isla está despertando y el presidente Macron no esperaba eso. Como en Guadalupe, el gobierno ha enviado gendarmes y equipo represor en lugar de negociar. Pero el ferry que había atracado en el puerto de Ajaccio para descargar géneros y equipos quedó bloqueado y no pudo liberar su carga.

En Corte, Calvi y especialmente anoche en Bastia, las fuerzas del orden metropolitano se quedaron sin municiones y tuvieron que retirarse. Previamente, un banco Crédit Agricole fue incendiado.

France 3 informó que la esposa de Yvan, Christine Colonna, escribió una carta que fue distribuida en una reunión de todas las organizaciones nacionalistas que se llevó a cabo en Corte el miércoles, a pedido de los sindicatos de estudiantes.

Según Le Figaro “el Estado se resiste a permitir el regreso de miembros del comando Érignac a su isla”. Colonna es considerada miembro del comando Érignac que presuntamente estuvo involucrado en el asesinato del prefecto Érignac.

La terrible sincronización de Macron

El momento no podía ser peor para las autoridades públicas que, desde 2016, se han negado a conceder a los miembros del comando Érignac, Alain Ferrandi, Pierre Alessandri e Yvan Colonna, el levantamiento de su condición de detenidos especialmente vigilados (DPS) aunque hubiera transcurrido su período de seguridad.

“Dos veces, en enero 2021 y en octubre 2021, el Tribunal de Apelación de París se opuso al ajuste de la sentencia de mi cliente Pedro Alessandri. Y tres veces, en 2014, 2014 y 2020, el Ministerio de Justicia y luego el Primer Ministro le negaron el levantamiento del estatus DPS que le hubiera permitido ser trasladado a la prisión de Borgo en Córcega”, explicó el abogado Éric Barbolosi.

Es tanto más sorprendente cuanto que la comisión penitenciaria siempre ha estado a su favor. En cuanto a Yvan Colonna, su período de seguridad finalizó en julio 2021.

Según el diario, Emmanuel Macron le había prometido a la viuda del prefecto que nunca habría indulgencia con el comando Érignac, es decir, el traslado de estos hombres a la prisión de Borgo, Córcega. El valor simbólico del prefecto, enviado de los poderes de París a Córcega, explica la intransigencia del Estado.

Anoche, al menos 44 resultaron heridos, incluido 44 CRS y gendarmes durante los disturbios en Bastia. Los sindicatos policiales denuncian al unísono la violencia durante la noche y piden que se envíen refuerzos a Córcega. El 4 de marzo, los manifestantes bloquearon un transbordador e impidieron que los refuerzos desembarcaran en la isla.

Según el diario parisino Le Canard enchainé, Emmanuel Macron habría negociado con el ejecutivo corso el apoyo en las elecciones presidenciales, “al menos en la segunda vuelta”, a cambio de la “plena autonomía” de la isla. Pero el intento de asesinato de Yvan Colonna ha enterrado el acuerdo y desde entonces Córcega ha estallado.