Cuatro futbolistas muertos por infartos en Navidad

Cuatro futbolistas muertos por infartos en Navidad

La semana pasada fue particularmente trágica para el fútbol mundial . Cuatro futbolistas fallecieron de infartos sobre el césped, mientras continuaba la decepción por la repentina retirada de Sergio Agüero por problemas cardíacos.

La primera víctima fue el joven jugador croata, Marín Cacic, , que falleció en el hospital donde se encontraba en coma inducido tres días después de desmayarse en el campo mientras jugaba el Torneo de Navidad en su municipio natal, Gospic.

Según el medio local Sportske Novosti, Cacic se sintió mal en medio del partido y al salir se desplomó. Una ambulancia lo trasladó de inmediato al hospital Gospic donde lo reanimaron. Luego fue trasladado al hospital de Rijeka, la tercera ciudad más grande de Croacia, donde murió. La causa de la muerte fue un infarto.

“Marín había estado sano hasta ahora, y se examinaba regularmente, antes de venir a jugar a Italia y Eslovaquia”, dijo su padre.

Un día después, Mukhaled Al-Raqadi, futbolista omaní de 29 años, murió de un infarto. Se derrumbó en el calentamiento previo al partido entre los clubes Muscat y Al-Suwaiq. Ambos equipos habían estado ocupados preparándose para la sexta ronda del campeonato nacional de Omán.

Al-Raqadi había estado calentando con su compañero de equipo y luego, de repente, se cayó al campo. Según la prensa omaní, la temperatura estaba por encima de los 27 grados centígrados, y muchos inicialmente pensaron que se había desmayado por el calor. Pero el jugador estaba acostumbrado a jugar a altas temperaturas.

Fue trasladado a un hospital, pero los esfuerzos por revivirlo fracasaron. Falleció de un infarto. El partido fue suspendido luego de que lo llevaran al hospital.

El portero del club egipcio de tercera división, Ahmed Amin, también falleció tras desmayarse repentinamente durante un entrenamiento de su equipo.

Según la edición digital en inglés de Middle East.in-24, y Ahmed Abdel Aziz, el técnico director del equipo, Amin acababa de terminar su sesión de entrenamiento cuando se desplomó en el vestuario. El médico intentó sin éxito reanimarlo y llamaron a una ambulancia. En el hospital más cercano, los médicos intentaron reanimarlo nuevamente, pero murió de insuficiencia cardíaca solo unas horas después de la muerte de Al-Raqadi.

El sábado pasado, la futbolista argelina Sofiane Loukar también falleció durante un partido. El defensa Loukar, de 30 años, había chocado con su portero, pero pudo reanudar el juego. Sin embargo, nueve minutos después, Loukar colapsó según el medio de comunicación argelino Liberté .

El defensor mostró signos de dificultad para respirar y tenía problemas para hablar. Los intentos de reanimarlo fueron en vano y murió de insuficiencia cardíaca en el camino del estadio al hospital. Su entrenador expresó su incomprensión por su repentino fallecimiento: “Su historial médico era muy bueno”.