Italia propone a la ONU un plan para un arreglo pacífico en Ucrania

Italia propone a la ONU un plan para un arreglo pacífico en Ucrania

Según informó este jueves el diario La Repubblica, este plan, elaborado por el Ministerio de Relaciones Exteriores con la participación del primer ministro, fue presentado la víspera por el canciller italiano Luigi Di Maio al secretario general de la ONU. Antonio Guterres. Representantes de los países del G-7 también han sido informados de la iniciativa.

De acuerdo con la hoja de ruta presentada, informó el periódico, la primera etapa debería ser lograr un alto el fuego temporal, con la condición de que las negociaciones puedan continuar. Se espera que la implementación del plan sea supervisada por un equipo de mediación (o facilitación) internacional que incluiría países como Francia, Alemania, Italia, Turquía, Estados Unidos, China, Canadá, Reino Unido, Polonia e Israel que ya han mostrado voluntad de participar. En la búsqueda de una salida a la crisis, se solicitará la participación de organismos internacionales, principalmente la ONU y la UE.

La segunda etapa podría ver el inicio de negociaciones internacionales sobre el estatus de Ucrania, que presuponen su neutralidad junto con garantías de seguridad. Este estatus también debería implicar la adhesión sin trabas a la UE. Para lograr estos objetivos, podría organizarse una conferencia internacional de paz.

Además, con la mediación internacional, se debe discutir la “disputa territorial” entre Rusia y Ucrania. Según Repubblica, las propuestas formuladas por Roma implican la plena autonomía de Crimea y Donbass con garantías de los derechos de afiliación lingüística y cultural, el establecimiento de un autogobierno pleno y seguridad independiente, pero manteniendo la integridad territorial de Ucrania y la afirmación de sus fronteras internacionalmente reconocidas.

En la cuarta etapa, se asume un acuerdo multilateral sobre la paz y la seguridad de Europa para regular las relaciones entre la UE y la Federación Rusa. Entre las tareas prioritarias se encuentran la estabilidad estratégica, el desarme y control de armamentos, la prevención de conflictos y medidas para fortalecer la confianza mutua. También prevé la retirada total de las tropas rusas de los territorios ocupados, a lo que estaría vinculado el levantamiento gradual de las sanciones.