Posible explicación de las muertes por miocarditis en deportistas vacunados

Posible explicación de las muertes por miocarditis en deportistas vacunados

En 2021 se detectó un aumento de casos de miocarditis en jóvenes y deportistas. El número de muertes súbitas entre los atletas profesionales ahora está por encima del promedio. Los estudios muestran una asociación significativa con las vacunas de ARNm. El problema es particularmente pronunciado en atletas masculinos y jóvenes.

Un estudio preliminar publicado en febrero examinó las posibles causas de estas complicaciones después de las inyecciones de SARS-CoV-2. Los autores informan sobre los resultados de la autopsia de adolescentes que murieron de miocarditis tres o cuatro días después de la administración de la preparación de Pfizer. El cardiólogo Alessandro Capucci llamó la atención sobre el estudio sobre La Bussola Quotidiana.

Según el estudio, el motivo de estas muertes podría ser un nivel elevado de catecolaminas. Las respuestas de catecolaminas, que ya son altas en los atletas masculinos jóvenes, se sobreexpresan en los atletas vacunados, en comparación con los niveles previos a la vacunación y los atletas no vacunados.

Los autores notaron que los atletas masculinos en particular ya tienden a tener altos niveles de catecolaminas activas incluso en reposo. Además, los jóvenes y los hombres tienen un nivel más alto que las personas mayores 40 y las mujeres.

Existe la posibilidad de que los niveles de catecolaminas, que ya son altos en los atletas masculinos en particular, aumenten nuevamente después de la inyección de SARS-CoV-2, lo que lleva a la necrosis de partes del tejido del músculo cardíaco. Aunque la miocarditis puede ser desencadenada por el mismo Covid-19, las arritmias cardíacas parecen ocurrir con más frecuencia después de las inyecciones que después de la enfermedad, lo que podría justificar la incidencia aparentemente más alta de muertes súbitas.

Autopsias independientes de muertes debidas a la vacuna mRNA COVID-19 en diferentes regiones geográficas concluyeron que la miocarditis provocada por catecolaminas fue la principal causa de muerte en todos los casos.

“Los hallazgos epidemiológicos, de autopsia, moleculares y fisiológicos sugieren consistente y fuertemente que los niveles elevados de catecolaminas son el predictor crítico que inicia la miocarditis inducida por la vacuna mRNA-Covid-19 y la posible muerte súbita en atletas de alto nivel”.