Separatista corso muere tres semanas después de ser atacado en prisión

Separatista corso muere tres semanas después de ser atacado en prisión

El “pastor” corso, condenado a cadena perpetua por el asesinato del prefecto francés Claude Érignac, había sido trasladado a un hospital de Marsella, donde se encontraba en coma desde su atentado en la prisión de Arles. Tenía 61 años.

Yvan Colonna murió después de más de dos semanas en coma, anunció el abogado de la familia a BFM TV el lunes. Condenado a cadena perpetua por el asesinato del prefecto de Córcega Claude Erignac en 1998, fue atacado violentamente por otro preso, un yihadista, en la prisión de Arles el 2 de marzo.

Según nuestra información, el co-detenido sospechoso de haberlo agredido había sido condenado por asociación delictiva terrorista y era el yihadista Franck Elong Abé, un recluso camerunés de 36 años.

El ex separatista de Córcega había sido víctima de “estrangulamiento con las manos desnudas, luego asfixia”, explicó el fiscal de Tarascon, Laurent Gumbau. Tras ser hospitalizado en Arles (Bouches-du-Rhône), fue trasladado a Marsella, donde estuvo en coma postanóxico, un tipo de coma resultante de la falta de oxígeno en el cerebro, según el magistrado.